domingo, 17 de marzo de 2013

La importancia del Desayuno


Por Olga Babilonia.
La autora es dietista licenciada, y posee una maestría en Administración de Empresas. Actualmente se desempeña en el área de administración del Hospital Bella Vista, en Mayagüez, Puerto Rico.
http://4.bp.blogspot.com/-pDWr0SH48Fk/TpazSx7swwI/AAAAAAAAAZo/hjNKfSKYg4M/s1600/FRUTAS%257E1.JPG 
El DESAYUNO, tomado diariamente, es sumamente importante para mantener una buena salud. Dice un antiguo refrán que debemos desayunar como reyes, almorzar como príncipes y cenar como mendigos. De esta manera, se recalca la importancia del desayuno para comenzar bien el día. El desayuno nos ayuda a mejorar la función cerebral, a estar más alerta, a obtener mayor productividad y un sentido de bienestar general.
Muchas personas no ingieren el desayuno porque dicen no tener hambre en la mañana. Esto mayormente se observa en personas que comen mucho en la noche. Por lo tanto, debe evitarse el comer durante la noche. De esta manera, aumentará el apetito en la mañana.
Otras personas confiesan que no ingieren el desayuno porque no tienen tiempo. A los tales podría ayudarles el dejar parte del desayuno preparado la noche anterior. Hay también alimentos de fácil preparación que pueden utilizarse como parte del desayuno en la mañana. Ejemplo de estos son: granola, yogur, galletas de avena, nueces, frutas, jugos empacados, cereales listos para ingerirse, etc.
Hay quienes omiten el desayuno en un intento por perder peso al reducir la ingestión de calorías. La realidad es que las calorías consumidas en la mañana son mejor utilizadas que las calorías consumidas en la tarde. Algunos estudios demuestran que los niños que no se desayunan, comúnmente tienen sobrepeso, mientras que los niños que acostumbran desayunar conservan un peso adecuado. Las personas que toman desayuno usualmente ingieren menos alimentos durante el día.
Otros estudios indican que las personas que consumen un buen desayuno son menos propensas a provocar accidentes que aquellas que no lo consumen. El no desayunar trae como resultado lentitud en el tiempo de reacción. Se ha demostrado que la mayoría de los accidentes en las fábricas ocurre entre los trabajadores en ayunas. Aquellos que no ingieren desayuno tienen un rendimiento disminuido según se acercan al mediodía.
Miles de niños asisten cada día a la escuela en ayunas o con un desayuno inadecuado. ¿Cómo se afecta su aprendizaje? El omitir el desayuno en los niños hace que tengan mayor hambre y, como consecuencia, se afecta su conducta. Por ello tienden a prestar menos atención en el salón de clases y desarrollan mayor irritabilidadhiperactividad. Algunos sufren de dolor de estómago. El hambre afecta el proceso de aprendizaje debido a la disminución en la habilidad para concentrarse, especialmente a mitad de la mañana.
Algunos estudios revelaron que los niños en ayunas mostraban menos motivación y menos generación de ideas. También tuvieron disminución en la memoria visual y auditiva y deficiencia en el aprendizaje de las matemáticas, comparados con los niños que desayunaban regularmente.
Los niños que comienzan el día con un desayuno nutritivo y balanceado han demostrado tener un mejor rendimiento académico.
Es importante fomentar el desayuno de los niños. Un buen desayuno debe incluir alimentos altos en fibra y en hidratos de carbono complejos, tales como los cereales y panes, granos enteros y frutas.La fibra es útil para bajar los niveles de colesterol en la sangre. Los niños o adultos diabéticos que consumen dietas altas en fibra e hidratos de carbono complejos, tienen menores niveles de glucosa en la sangre y un requerimiento menor de insulina o medicamentos orales para la diabetes. En resumenel diabético controla mejor sus niveles de azúcar al ingerir una alimentación alta en fibra.
De acuerdo con varios estudios, los hábitos de desayuno afectan los niveles de colesterol en la sangre. Los que comen desayuno tienen los niveles de colesterol más bajos.
Los niños que consumen más cereales con fibra tienen los niveles de colesterol más bajos. Los que ingieren  desayunos altos en fibra tienden a  reemplazar los alimentos altos en grasas y altos en colesterol por cereales ricos altos en fibra.
CONCLUSIÓN
Un desayuno adecuado ingerido regularmente mejorará la productividad y el rendimiento durante las horas de la mañana. Un desayuno alto en fibra ayudará a disminuir las grasas en la sangre y a tener un mejor control de los niveles de glucosa para las personas diabéticas y las no diabéticas. El ingerir un desayuno balanceado en nutrientes asegura o está relacionado con ingerir comidas nutricionales durante todo el día.
Tomado deEL CENTINELA Año 107 – N. 1

viernes, 15 de marzo de 2013

Para tener buena salud, debemos tener buena sangre, pues la sangre es la corriente de la vida. Repara los desgastes y nutre el cuerpo. Provista de los elementos convenientes y purificada y vitalizada por el contacto con el aire puro, da vida y vigor a todas las partes del organismo. Cuanto más perfecta sea la circulación, mejor cumplida quedará aquella función. (Nota: (1905) M.C. 206*)

miércoles, 13 de marzo de 2013

Video sobre principios de salud

                                  Principios de salud

llevar un estilo  de Vida saludable no consiste solamente en hacer ejercicio y llevar una buena alimentación. Una vida plena es tener un equilibrio en todas las aéreas de nuestra vida, no solo la física sino también la mental y espiritual. Existen ocho factores que ayudan a mantener la vida saludable e incluso a curar muchas enfermedades.

Llevar a cabo estas simples reglas le ayudará a vivir una vida plena y a tener una mejor calidad de vida. Todo esto se encierra en una sola palabra ADELANTE que tiene los siguientes significados:

1

Agua pura


Se sabe que el cuerpo está compuesto por casi el 60% de agua, y también sabemos que el agua es indispensable para la vida.
Para que nuestro organismo funcione necesita del agua ya que cada tejido, órgano y sistema funciona a base de líquidos, ayuda a humectar la piel, controla la temperatura del cuerpo.
Se recomienda consumir por lo menos dos litros de agua al día y en el verano incluso más. Es bueno tomar dos vasos de agua en ayunas ya que ayuda a eliminar las mucosidades que se produjeron durante la noche.
Además de que el agua es esencial para la limpieza exterior, tiene propiedades relajantes y es muy útil en el poder curativo de la hidroterapia.

2

Descanso suficiente


Los buenos hábitos de descanso contribuyen a tener una buena calidad de vida, ya que cada célula de nuestro cuerpo necesita descansar por un periodo suficiente de tiempo cada día. Esto es especialmente para las neuronas, puesto que a diferencia de otros tipos de células, las neuronas no se reponen, o sea que no se van generando otras cuando mueren las viejas. Cuando dormimos las neuronas se limpian de todos los desechos metabólicos que se acumularon durante el día.

El descanso promueve la eficiencia mental y física del cuerpo reanimando las defensas del organismo. El uso sabio del descanso nos da salud y restauración, aparte de tiempo para reposar, relajarse y recuperar energías gastadas.

3

Ejercicio físico


Todos sabemos que el ejercicio físico es necesario pero muy poco dedicamos realmente tiempo para practicarlo, aunque sabemos que el ejercicio es vital para la preservación de la salud.
Cuando realizamos ejercicio hacemos que el corazón se vuelva más eficiente ya que este bombea más rápido y se aumenta el ritmo respiratorio con lo que la sangre puede llevar más oxígeno al cerebro y a todos los órganos del cuerpo, además se queman calorías y se combate la obesidad por eso es necesario practicar por lo menos 30 min de ejercicio al día.

4

Luz del sol


La luz del sol es nuestra principal fuente de energía sin la cual no sería posible la vida. Esta es indispensable para que nuestro organismo produzca vitamina D que es indispensable para la absorción de calcio y su utilización para los huesos. Las radiaciones solares ayudan a que se destruyan los gérmenes actuando como un desinfectante, por lo que es necesario que se tomen baños de sol durante las primeras horas de la mañana o las últimas de la tarde para respirar también del aire puro y disfrutar de la calidez del sol.

5

Aire puro


La vida inicia con el aliento de vida al nacer y termina cuando respiramos por última vez. Por lo tanto necesitamos del oxígeno para preservar la vida y del aire puro para nuestra salud.
Entre otras cosas el oxígeno es indispensable ya que ayuda a la oxidación de los alimentos liberando la energía necesaria para nuestro cuerpo. Por eso es necesario que cada día inicie con respiraciones profundas en un lugar abierto, mantener nuestra casa o dormitorio bien ventilada y cada vez que se pueda salir de la ciudad a respirar aire más puro.

6

Nutrición adecuada


La alimentación es el factor que más influye en la salud. No solo es importante que tipo de comida consumimos, sino cómo se prepara y cuándo se consume.
Un régimen vegetariano es ideal para mantener la salud. Si usted no es vegetariano no trate de cambiar de un día para otro, trate de ir cambiando su régimen gradualmente, consuma lo menos posible carnes de todo tipo y en su lugar aumente el consumo de frutas, verduras, leguminosas y tubérculos.
Hay que procurar tener un buen desayuno, una comida moderada y una cena ligera y evitar lo más posible comer entre comidas.

7

Temperancia


La temperancia se puede definir como la abstinencia de lo malo y la moderación de lo bueno.
Existen muchos productos que son nocivos para la salud (tabaco, alcohol, bebidas estimulantes y drogas)  de los cuales se deben de abstener las personas que desean preservar su salud. Evitar el consumo de este tipo de sustancias es una de las mejores decisiones que puede tomar una persona que quiere tener una vida sana y feliz. Pero así como nos abstenemos de los productos que son nocivos para nuestra salud también debemos de moderar el consumo de los alimentos buenos aunque sean saludables, el exceso no es bueno y menos cuando se trata de alimentación.


8

Esperanza en Dios y buena disposición mental


Es muy cierto que la disposición mental afecta para bien o para mal el desempeño de nuestro organismo. Por ejemplo una persona depresiva y malhumorada se la pasara más tiempo enferma que una que ve todas las cosas de forma positiva. La mayoría de las enfermedades físicas provienen de la mente. Los enfermos que desean sanarse tienen más posibilidades que aquellos que ya perdieron toda esperanza, por eso es necesario tratar de mantener un equilibrio entre la parte física, mental y espiritual, hay que tratar de tomar las cosas con calma y relajarse, tratar de ser feliz y sobre todo no guardar resentimiento hacia los demás. Una buena manera de lograr esto es por medio de la fe en Dios por que puede ayudarle a sobre llevar de una manera más fácil sus problemas.